martes, 16 de septiembre de 2008

Observando

Ritmo constante, ni muy rápido ni muy lento... ritmo bueno para poder detenerme, para poder observar todo aquello por lo que voy avanzando, para poder contemplar lo que me rodea, quienes caminan por la calle iniciando el día...abriendo la ciudad...

Las primeras caras que veo en el día, son caras desconocidas pero me interesan, quiero imaginar hacia a donde van, que han de hacer, como son sus familias, si les va bien la vida... intento mirar a sus ojos aunque se hace demasiado difícil al ir en bici... continuo avanzando...

Dejo mi barrio atrás, sigo avanzando y lentamente voy dándome cuenta de lo diferente que es la gente de cada barrio...donde estoy ahora parecen ser más felices, parecen vivir mejor, no por lo que tienen ya que el barrio no se ve rico, sino todo lo contrario..., parecen vivir mejor simplemente por su manera al andar, por las sonrisas que no pueden ocultar...

Sigo avanzando y otra vez cambio de barrio, ahora la gente es más amable, son vecinos y lo demuestran, se paran para hablar con unos y otros, se van saludando con dulces miradas...algunas personas mayores se encuentran en la puerta del mercado, también he visto otras a las que paseaban en ruedas...

Después de la alegría que me transmite este barrio llego a un sitio desierto, una zona relativamente nueva, llena de hoteles, edificios altos...no me gusta nada todo lo que han construido..., miro la calle en todas las direcciones y no hay nadie en la calle, nadie pasea, nadie está fuera de sus casas, no existe vecindad, no son amables ya que solo piensan en lo que tienen...

Corro para alejarme de ese barrio adinerado que tanto odio y vuelvo al mío...en ese momento me invade una sensación desconocida....estoy bien, estoy cómoda en mi barrio, veo que nada a cambiado...me quedo pensando y me doy cuenta de algo...el barrio no ha cambiado pero yo he cambiado demasiado.... donde estoy?

8 comentarios:

adriana dijo...

Estás... buscándote a tí misma?
Un beso

yuls dijo...

Me gustó mucho lo que escribiste hoy la verdad y bueno...aunque cambiemos hay cosas que siempre son iguales, no??

Un besote

Jordi dijo...

Esa sensación la tengo yo ahora cuando vuelvo a mi antiguo barrio , pasé allí 20 años y siempre me consideraré un vecino más ...pero ya no es lo mismo.

cadeca dijo...

que es lo que realmente buscas?

sensaciones que van y vienen, pero que por mucho que le des vueltas siempre seran las mismas.

precioso post. saludos

amor es libertad dijo...

a veces sentirse en casa depende de la mirada de quien te quiere

s

anamaga dijo...

Sigues estando en el mismo lugar, pero la mirada de tus ojos ha cambiado al ver lo que te rodea, :p. Me gusta lo que has escrito, un beso!

La chica de cristal dijo...

La verdad es que la gente estamos en continuo cambio y lo malo es cuando esos cambios que damos son para mal.

Miles de besitos y cuídate mucho.

la rosa separada dijo...

En primer lugar decirte que tenía muchísimas ganas de volver a leerte; en segundo, muchísimas gracias por el premio, eres el sol que ilumina mi rincón con el reconocimiento, gracias, siempre gracias Mi Mundo Ideal.

En tercer lugar, y no en peor puesto, decirte que esta entrada sigue en una línea que me encanta: una chica que se busca pero con la mirada alta y no derrotada como antes.

La sencillez y no la simpleza nos hace ser humanos. Vivimos en una sociedad individualista en la que lo material y el éxito personal decoran las paredes de nuestras vidas, sin embargo, gente como tú sabe que las paredes del corazón se decoran con sentimientos y sensaciones.

Muchos besos rojos guapa¡¡