miércoles, 24 de septiembre de 2008

Conversaciones

Estoy allí, miro la pantalla sin ser consciente de ello pero a su vez es como si quisiera penetrar en ella y ver algo más, algo desconocido... de repente se abre una ventana que me desconcentra, parpadeo, dejo de estar hipnotizada y veo como alguien me saluda... es un alguien especial...

En ese preciso momento aparece una sonrisa en mi rostro que no puedo explicar, una sonrisa automática, como si de un botón se tratase... empezamos hablar, palabras tras palabras, temas sin relación se enlazan constantemente, es algo diferente, es una de esas conversaciones que no mantienes con todo el mundo, solo con quien te da las ganas de hacerlo, quien dulcemente te lleva a su territorio y consigue que hablando pase el tiempo sin ser testigo de ello...

Sonrisa tras sonrisa la tarde que parecía tan aburrida deja de serlo. los apuntes permanecen en la mesa pero no hay nadie que les haga caso, nadie los lee, nadie los observa, simplemente me fijo en ellos cuando tarde mucho en contestar... estoy totalmente cautivada por la pantalla, ahora sí que veo más allá de ella, ahora si que me siento cercana a la persona con quien leo, ahora sí que recibo besos y abrazos des de la distancia pero que me llegan dulcemente mientras los siento, los vivo y los hago míos para recordarlos siempre que lo necesite...

A pasado mucho tiempo, quizás demasiado, la verdad es que no he hecho nada de lo que había de hacer, pero de todo esto solo me doy cuenta cuando empieza a despedirse, porque es entonces cuando pienso que quiero que se quede ya que quiero escribir más palabras para que las pueda leer...

Leer palabras...curiosa paradoja

8 comentarios:

Ronini dijo...

A veces sólo un ratito con ese alguien especial hace que un día horroroso, no sólo deje de serlo sino que pase a ser un día maravilloso.

aprovéchalos y no mires elreloj, es lo que t equeda cuando dice adios. besos

mar dijo...

Yo espero impaciente esos ratitos...a veces hasta horas..
Es como tu describes, una sonrisa permanente que no permites que nada ni nadie borre..
Un besito y una estrella.
Mar

PocasPecas dijo...

Pues si, yo me pasaba noches en vela con la sonrisilla en la cara, es genial.
Son momentos que pasas con esas personas que luego pasan a ser recuerdos
Deseando ver el icono en verde o que se hiciera una hora para poder conectar.
MUACK!!
:D

p.d: me alegro q stes bien! me paso poco x los blogs xq sta semana ando mal de tiempo...

la rosa separada dijo...

Vivimos en la Edad de la Información, donde cualquier lugar es accesible...Una ventana se abre, ¿será Romeo?, pero ya no hace falta que trepe por las plantas de la fachada... y Julieta solo hace falta darle al intro para que pueda acceder a ti.

Un mundo ideal, como tú preciosa.

Muchos besos.

Vantysch dijo...

Y una ventana se ilumina en naranja y un icono trasmite un sentimiento. Una palabra adquiere el valor de un beso o del más tierno abrazo...

Ya no hay distancias, ya no hay lugar para sentirse solo...

Miles de besitos! ;)

Jordi dijo...

La verdad esque poder disfrutar ahora de internet y el messenger hace que las noches aburridas en casa puedan ser lo más parecido a bajar a tomar algo con un amigo.Si yo hubiese tenido internet cuando estaba en el insituto habría disfrutado como un enano.Besillos

La chica de cristal dijo...

Lo bonito es cuando ese sentimiento es mutuo, cuando te acuestas y te levantas pensando en esa persona, cuando al escribirle notas que tienes una sonrisa que no puedes ni con tu alma y cuando esas palabras adquieren los valores de un beso.

Miles de besitos y cuídate mucho.

Blue dijo...

vivo esos momentos mágicos y les difruto con toda el alma
abrazos
Blue